o

Cuidado de heridas quirúrgicas abiertas

  • A
  • A
  • A
Printer-friendly versionPDF version 156

Cuidado de heridas quirúrgicas abiertas

  • Lavado apropiado de las manos

Nombres Alternativos

Cuidado de incisiones quirúrgicas; Cuidados de heridas abiertas

Qué esperar en el hogar

Una incisión es un "corte" a través de la piel que se hace durante una cirugía. También se denomina "herida quirúrgica". Algunas incisiones son pequeñas y otras son muy largas. El tamaño de la incisión dependerá del tipo de cirugía a la que se ha sometido.

No use ropa apretada que roce la incisión mientras está sanando.

Algunas veces, una herida quirúrgica se abre (dehiscencia de la herida). Esto puede suceder a lo largo de toda la incisión o sólo parte de ella. El médico puede decidir no cerrarla de nuevo con suturas o puntos de sutura.

Si el médico no cierra la herida de nuevo con suturas, será necesario que usted aprenda cómo cuidarla en casa, ya que puede tomar tiempo para sanar. La herida sanará desde la parte inferior hacia la parte superior. Los apósitos ayudarán a absorber cualquier secreción e impedir que la piel se cierre antes de que la herida se llene por debajo.

Lavado apropiado de las manos

Es importante limpiarse las manos antes de cambiar los apósitos. Usted puede usar un limpiador a base alcohol como Purell o puede lavarse las manos siguiendo estos pasos:

  • Quítese todas las joyas de las manos.
  • Mójese las manos, metiéndolas en agua corriente y caliente.
  • Agregue jabón y lávese las manos durante 15 a 30 segundos (cante "Feliz Cumpleaños" o la "Canción del Alfabeto" una vez). Limpie también bajo las uñas.
  • Enjuague bien.
  • Seque con una toalla limpia.

Retiro del apósito viejo

El médico le dirá con qué frecuencia debe cambiar su apósito. Prepárese antes de empezar a cambiarlo:

  • Límpiese las manos antes de tocar el apósito.
  • Constate que tenga a mano todos los suministros que va a necesitar.
  • Tenga una superficie de trabajo limpia para todo el equipo que va a necesitar.

Retirar el apósito viejo:

  • Despegue la cinta con cuidado.
  • Use un guante médico limpio (no estéril) para agarrar el apósito viejo y arrancarlo.
  • Si el apósito se pega a la herida, humedézcalo e intente de nuevo.
  • Ponga el apósito viejo en una bolsa plástica y deséchela.
  • Lávese las manos de nuevo después de quitar el apósito viejo.

Cuidado de la herida

Puede usar una almohadilla de gasa o una tela suave para limpiar la piel alrededor de la herida:

  • Use una solución salina normal (agua con sal) o agua jabonosa suave.
  • Empape la gasa o la tela en la solución salina o el agua jabonosa y dé toquecitos suaves o limpie la herida con ella.
  • Trate de eliminar todo el drenaje y cualquier sangre seca u otra materia que se pueda haber acumulado en la piel.
  • No use limpiadores cutáneos, alcohol, peróxido, yodo ni jabones con químicos antibacterianos. Pueden dañar el tejido de la herida y hacer lenta su cicatrización.

El médico también puede pedirle que irrigue o lave la herida:

  • Llene una jeringa con agua con sal o agua jabonosa, lo que el médico recomiende.
  • Sostenga la jeringa de 1 a 6 pulgadas (de 2 a 15 cm) de distancia de la herida y rocíe fuertemente dentro de ésta para lavar el drenaje y la secreción.
  • Use una tela seca y suave para secar cuidadosamente la herida dando palmaditas.

No se aplique ninguna loción, crema ni remedios herbales en la herida o a su alrededor sin preguntarle primero al médico.

Cómo colocar el nuevo apósito

Ponga el apósito limpio sobre la herida como el médico o la enfermera le enseñaron. Puede usar un apósito húmedo a seco. Ver también: Cambios de apósito húmedo a seco

Lávese las manos cuando termine.

Arroje todos los apósitos viejos y otros suministros usados en una bolsa plástica impermeable. Ciérrela herméticamente, luego dóblela antes de ponerla en la basura.

Lave cualquier ropa sucia por el cambio del apósito por separado de otra ropa para lavar. Pregúntele a su médico si necesita agregar blanqueador al agua del lavado.

Use un apósito sólo una vez y nunca lo reutilice.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Observa cualquiera de estos cambios alrededor de la incisión:
    • Más enrojecimiento
    • Más dolor
    • Hinchazón
    • Sangrado
    • La herida es más grande o más profunda
    • La herida luce seca u oscura
  • El drenaje proveniente de la incisión o de su alrededor:
    • Está aumentando
    • Se vuelve espeso, tostado o amarillo, o huele mal (pus)
  • Su temperatura está por encima de los 100° F (37.8º C) durante más de cuatro horas.

Referencias

Fonder MA, Lazarus GS, Cowan DA, Aronson-Cook B, Kohli AR, Mamelak AJ. Treating the chronic wound: A practical approach to the care of nonhealing wounds and wound care dressings. J Am Acad Dermatol. 2008 Feb;58(2):185-206.

Leer Más

Información de Revisión

Domingo, Junio 27, 2010
Debra G. Wechter, MD, FACS, General Surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.