o

Examen de sangre del cordón umbilical

  • A
  • A
  • A
Printer-friendly versionPDF version 37

Examen de sangre del cordón umbilical

Definición

La sangre del cordón se refiere a una muestra de sangre tomada del cordón umbilical cuando el bebé nace. El cordón umbilical es el cordón que conecta el bebé al útero de la madre.

Este artículo se centra en el examen de sangre del cordón umbilical que se hace para evaluar la salud de un recién nacido.

Nombres alternativos

Forma en que se realiza el examen

Inmediatamente después de haber nacido el bebé, se sujeta el cordón con unas pinzas y se corta. Si se va a extraer sangre del cordón, se coloca otra pinza a una distancia de 20 a 25 cm (8 a 10') de la primera, luego se corta la sección aislada y se recoge la muestra de sangre en un tubo para muestras.

Preparación para el examen

No se necesita preparación especial para este examen.

Lo que se siente durante el examen

Usted no sentirá nada más allá del proceso de alumbramiento normal.

Razones por las que se realiza el examen

El examen de sangre del cordón umbilical se realiza para determinar lo siguiente:

  • Niveles de bilirrubina
  • Hemocultivo (si hay sospecha de infección)
  • Gasometría arterial, para evaluar el oxígeno, dióxido de carbono y los niveles de pH
  • Nivel de glucemia
  • Grupo sanguíneo y Rh
  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Conteo de plaquetas

Valores normales

Los valores normales significan que todos los elementos evaluados están dentro del rango normal.

Significado de los resultados anormales

Un pH bajo (menor de 7.04 a 7.10) significa que hay niveles más altos de ácidos en la sangre del bebé, lo cual podría ocurrir cuando éste no recibe suficiente oxígeno durante el parto. Una razón para esto podría ser que el cordón umbilical estuvo comprimido durante el trabajo de parto o el alumbramiento.

Un hemocultivo que resulte positivo para bacterias indica la presencia de septicemia.

Se pueden encontrar niveles altos de azúcar (glucosa) en la sangre del cordón si la madre padece diabetes. Después del parto, se vigila al recién nacido en busca de hipoglucemia (bajo azúcar en la sangre).

Los niveles altos de bilirrubina podrían deberse a infecciones que el bebé adquiere antes de nacer, incluyendo:

Otras posibles causas abarcan:

Nota: los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Cuáles son los riesgos

Consideraciones especiales

La mayoría de los hospitales recogen habitualmente sangre del cordón umbilical para analizarla al nacer, debido a que es relativamente conveniente y es el único momento en que es posible hacerlo. Además del examen de sangre del cordón umbilical, esta sangre se puede usar para tratar ciertos tipos de cánceres relacionados con la médula ósea. Algunos padres pueden optar por guardar (banco) la sangre del cordón umbilical de su hijo para aquél y otros propósitos médicos futuros.

El almacenamiento de sangre del cordón umbilical en bancos para el uso personal lo realizan compañías privadas que cobran por el servicio. La sangre del cordón umbilical también se puede donar a un banco de sangre local para su uso por parte de otros en la medida de lo necesario para tratar leucemia y otros cánceres.

Referencias

American Academy of Pediatrics Section on Hematology/Oncology, American Academy of Pediatrics Section on Allergy/Immunology, Lubin BH, Shearer WT. Cord blood banking for potential future transplantation. Pediatrics 2007;119(1):165-170.

Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007.

Información de Revisión

Sábado, Junio 5, 2010
Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.