o

Heces con sangre o alquitranosas

  • A
  • A
  • A
Printer-friendly versionPDF version 3813

Heces con sangre o alquitranosas

  • Anatomía digestiva inferior

Definición

Las heces con sangre a menudo son una señal de lesión o trastorno en el tubo digestivo. El médico puede utilizar el término "melena" para describir las heces negras, alquitranosas y fétidas o el término "hematoquecia" para describir las heces rojas o de color marrón.

Nombres alternativos

Hematoquecia; Sangre en las heces; Heces negras o alquitranosas; Melena

Consideraciones

La sangre en las heces puede provenir de cualquier parte a lo largo del tubo digestivo desde la boca hasta el ano. Puede estar presente en cantidades tan pequeñas que usted no puede realmente verla y sólo se puede detectar mediante un examen de sangre oculta en heces.

Cuando hay suficiente sangre para cambiar la apariencia de las heces, el médico particularmente necesitará saber el color exacto para ayudar a encontrar el sitio del sangrado. Para hacer un diagnóstico, el médico puede utilizar una endoscopia o estudios radiográficos especiales.

Las heces negras suelen indicar que la sangre proviene de la parte superior del tracto gastrointestinal que abarca el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado. La sangre tendrá una apariencia típica de alquitrán después de haber estado expuesta a los jugos digestivos del cuerpo a medida que pasa a través de los intestinos.

Las heces color marrón o rojo vivo por lo general sugieren que la sangre proviene de la parte inferior del tubo digestivo (intestino grueso, recto o ano). Sin embargo, algunas veces, un sangrado masivo o rápido en el estómago ocasiona heces de color rojo brillante.

La ingestión de regaliz negro, plomo, pastillas con hierro, medicamentos que contengan bismuto como Pepto-Bismol, o el consumo de arándanos también pueden ocasionar heces negras. Así mismo, las remolachas y los tomates algunas veces pueden hacer que las heces aparezcan de color rojizo. En estos casos, el médico puede examinar las heces con un químico para descartar la presencia de sangre.

El sangrado activo en el esófago o en el estómago, como en el caso de enfermedad de úlcera péptica, igualmente puede causar vómitos con sangre.

Causas

La parte superior del tubo digestivo por lo regular causa heces negras debido a:

  • Vasos sanguíneos anormales (malformación vascular).
  • Un desgarro en el esófago debido a vómitos muy fuertes (desgarro de Mallory-Weiss).
  • Sangrado del estómago o úlcera duodenal.
  • Inflamación del revestimiento del estómago (gastritis).
  • Falta de flujo sanguíneo apropiado a los intestinos (isquemia intestinal).
  • Traumatismo o cuerpo extraño.
  • Vasos sanguíneos dilatados o demasiado grandes (llamados várices) en el esófago o el estómago.

La parte inferior del tubo digestivo por lo regular provoca heces de color marrón o rojo brillante, o heces con sangre debido a:

Cuidados en el hogar

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico de inmediato si observa sangre o cambios en el color de las heces. Incluso si piensa que las hemorroides están causando la sangre en las heces, el médico debe examinarlo con el fin de verificar que no haya otra causa más grave.

En los niños, una pequeña cantidad de sangre en las heces generalmente no es grave. Las causas más comunes son estreñimiento y alergias a la leche. Sin embargo, vale la pena incluso comentarle al médico, así no se necesite ninguna evaluación.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico elaborará la historia clínica y realizará un examen físico, centrándose en el abdomen y el recto.

Las siguientes preguntas se pueden incluir en la historia clínica para entender mejor las posibles causas de las heces negras o con sangre:

  • ¿Está tomando anticoagulantes (ácido acetilsalicílico [aspirin], warfarina, clopidogrel o Aggrenox) o AINES (ibuprofeno, naproxeno)?
  • ¿Ha tenido algún traumatismo abdominal o rectal o se ha tragado algún objeto extraño accidentalmente?
  • ¿Ha ingerido regaliz negro, plomo, Pepto-Bismol o arándanos?
  • ¿Ha tenido más de un episodio de sangre en las heces? ¿Son todas las deposiciones así?
  • ¿Ha perdido peso últimamente?
  • ¿Hay sangre sólo en el papel higiénico?
  • ¿Cuál es el color de las heces?
  • ¿Cuándo sucedió?
  • ¿Qué otros síntomas están presentes? ¿Dolor abdominal, vómitos con sangre, distensión, gases (flatos) excesivos, diarrea o fiebre?

El tratamiento depende de la causa y de la gravedad del sangrado. En caso de un sangrado grave, lo pueden hospitalizar para realizarle un control y una evaluación. Si se presenta un sangrado profuso, se le realizará un monitoreo en una unidad de cuidados intensivos. El tratamiento de emergencia puede incluir una transfusión de sangre.

Se pueden hacer los siguientes exámenes de diagnóstico:

TRATAMIENTO

Si usted ha eliminado mucha sangre, puede necesitar tratamiento urgente, que puede abarcar:

  • Transfusiones de sangre.
  • Líquidos a través de una vena.
  • Embolization por radiología intervencionista (un procedimiento para bloquear a los vasos sanguíneos que pueden estar sangrando).
  • Medicamentos para disminuir el ácido gástrico.
  • Posible cirugía si el sangrado no se detiene.

Prevención

Para obtener información acerca de la prevención de diferentes causas de heces alquitranosas o con sangre, ver los artículos:

Referencias

Henneman PL. Gastrointestinal bleeding. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009:chap 22.

Garcia-Tsap G, Sanyal AJ, Grace ND, Carey WD: Practice Guidelines Committee of American Association for Study of Liver Diseases: Practice Parameters Committee of American College of Gastroenterology. Prevention and management of gastroesophageal varices and variceal hemorrhage in cirrhosis. Am J Gastroenterol. 2007; 102:2086-2102.

Lieberman Da. Clinical practice. Screening for colorectal cancer. N Engl J Med. 2009;361:1179-1187.

Lanza FL, Chan FK, Quigley EM: Practice Parameters Committee of the American College of Gastroenterology. Guidelines for prevention of NSAID-related ulcer complications. Am J Gastroenterol. 2009;104:728-738.

Información de Revisión

Viernes, Enero 7, 2011
Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.