Ahogamiento en seco

  • A
  • A
  • A
Versión impresaVersión PDF 3851

Ahogamiento en seco

Niño ahogándose

Es costumbre de muchas familias compartir un día caluroso en la playa o la piscina con el fin de divertirse y pasar un tiempo agradable en compañía. Sin embargo, pocos saben los peligros que muchas veces se corren los niños cuando se bañan en la piscina. La mayoría de las personas identifican como uno de estos peligros la posibilidad de ahogamiento cuando los niños están en el agua. Si bien este es uno de los riesgos, el llamado "ahogamiento en seco" también puede suceder.

El ahogamiento en seco sucede cuando los pulmones no tienen acceso al oxígeno y no está implicada la inmersión en agua u otro líquido. Si bien puede tener diferentes causas, en el caso de los niños, la más común es la acumulación de agua en los pulmones.

El ahogamiento en seco se produce como consecuencia de un laringoespasmo, es decir, la contracción involuntaria de los músculos de la laringe, órgano del sistema respiratorio. Cuando estos músculos detectan la entrada de agua al sistema respiratorio, se contraen e impiden la llegada de oxígeno a los pulmones. No es necesario que sea un gran volumen de agua. El ahogamiento en seco puede producir la muerte en pocas horas luego de haber llegado una mínima cantidad de líquido a los pulmones.

A pesar de los espasmos de la laringe, el corazón continúa bombeando sangre a los pulmones, la cual puede entrar en el espacio aéreo y reducir aún más la disponibilidad de oxígeno. Si no se recibe asistencia médica inmediata, la persona muere asfixiada.

Los síntomas más comunes que representan signos de alarma son:

  • Cansancio extremo
  • Dificultad para respirar o falta de aliento
  • Cambios en el comportamiento como consecuencia de confusión mental y poca llegada de oxígeno al cerebro
  • Dolor en el pecho
  • Tos persistente
  • Cambios en el color de la piel o piel sudorosa

Si el niño estuvo tomando un baño en la piscina y presenta alguno de estos síntomas, se debe acudir de inmediato al médico. Es posible salvar la vida y el tratamiento médico consiste en quitar el agua acumulada de los pulmones y aplicación de oxígeno.

La mejor forma de prevenir la muerte por ahogamiento en seco de un niño es vigilar si presenta alguno de los síntomas arriba mencionados. Otras causas que pueden llevar a un ahogamiento en seco pueden ser:

  • Parálisis muscular
  • Aspiración de gas lo que lleva a una disminución en la disponibilidad de oxígeno. En este sentido es importante siempre mantener la ventilación adecuada en los hogares, aún en invierno
  • Herida punzante en torso

Referencias

  1. Moon, R. E. and Long, R. J. (2002), Drowning and near-drowning. Emergency Medicine, 14: 377–386.
  2. Stanley. Drowning. Current Practice.
  3. Water-related diseases. Drowning.WHO.