Cambios en la dieta como herramienta de prevención del cáncer de próstata

Cambios en la dieta como herramienta de prevención del cáncer de próstata

  • A
  • A
  • A
4166

Cambios en la dieta como herramienta de prevención del cáncer de próstata

Salsa de tomate

Por ser el segundo cáncer que causa más muertes por año en hombres (dentro de USA) después del cáncer de pulmón, es muy importante que todos los hombres nos empecemos a dar mayor interés al tema cuanto antes posible, para poder intentar prevenir esta enfermedad.

Afortunadamente los estudios han mostrado que existen caminos que podemos tomar para poder reducir las probabilidades de desarrollar esta enfermedad, y uno de ellos es la alimentación.

Quimioprevención

Esa palabra que tal vez suena tan complicada, es una manera de decir lo que pretendemos hacer al realizar el cambio en la alimentación, y eso porque el orientar la dieta a alimentos específicos puede aumentar la concentración de químicos benéficos que pueden prevenir el inicio de la enfermedad, cuanto también su progresión.

Esta quimioprevención, para ser lo mas efectiva posible, debe ser realizada durante toda la vida, por lo cual cuanto antes comencemos a realizar cambios, más posible será que veamos un resultado.

Que debo evitar

El consume de grasa, ya que existen estudios que indican que el consumo de ella en grandes cantidades puede tener un vínculo con el desarrollo tumoral. Es importante recalcar que los aceites vegetales no han demostrado causar un efecto perjudicial

Que debo aumentar en el consumo

  • Acidos grasos esenciales, como el omega 3
  • Licopeno. Siendo él uno de los más importantes agentes en la prevención de este tipo de cáncer. Algo que debemos tener en cuenta y que no deja de ser curioso es que por el hecho de que es liposoluble se absorbe mucho mejor consumido con aceite que en forma natural, por lo cual las salsas de tomate y kétchups son altamente recomendados
  • Los Carotenoides, contenidos en los vegetales que poseen coloración verdosa, amarillenta y anaranjada (que es el que les brinda el color). Posee un gran poder benéfico en la prevención de este tipo de cáncer cuanto en otros (como el de estómago)
  • La Vitamina E, por su concentración de tocoferoles, substancia con alto poder anticancerígeno
  • También la Vitamina D tiene un gran valor en la prevención de este tipo de tumor, aparte de sus muy reconocidas propiedades mejorando el metabolismo óseo y su mineralización
  • El Selenio se ha demostrado también muy efectivo. Los alimentos que lo contienen en grandes cantidades son: los cereales y las carnes, principal mente el pescado
  • Los polifenoles presentes en el vino también han demostrado ser efectivos

En definitiva

Si introducimos estos pequeños cambios por cuanto tiempo podamos, vamos a estar realizando una protección química contra esta enfermedad tan común como lo es el cáncer de próstata.

Es de suma importancia que aunque realicemos todos los cuidados necesarios no nos descuidemos dejando de lado los controles médicos. Es necesario realizarse a partir de los 50 años los métodos de detección disponibles para esta patología como lo son el tacto rectal y la concentración de PSA en sangre.