A cuidar tu piel después del verano

A cuidar tu piel después del verano

  • A
  • A
  • A
521

A cuidar tu piel después del verano

Ahora al pasar el verano es el momento de pensar en nuevas alternativas para mantener y mejorar nuestra piel, pelo y uñas el resto del año. Respecto al asunto de poder lucir lo mejor posible a través del año, es la piel dentro de cual vivimos el órgano de nuestro cuerpo que los demás pueden ver. De manera que si se quiere proyectar una imagen atractiva y saludable hay que cuidar de esta. Esto es de suma importancia especialmente en esta nueva generación en donde las exigencias de una buena apariencia física son enormes. Por lo tanto debemos aprender como cuidar, mejorar y mantener saludables nuestra piel, pelo y uñas.

Luego del verano nuestra piel, pelo y uñas presentan los efectos de varios meses de exposición mas frecuentes al medio ambiente mayormente relacionados a las actividades al aire libre. También los cambios ambientales como el calor, radiación ultravioleta e infrarroja y otros afectan la piel normal y mas aun aquellos que padecen de ciertas condiciones como alergias, resequedad, suceptividad al sol y calor entre otras. Por lo tanto es importante proporcionar a nuestra piel pelo y uñas de cuidados especiales y con efecto reparador al salir de este periodo del año y entrar en otra época como el otoño y el invierno que traen otras condiciones físicas que de igual forma manera nos pueden afectar o beneficiar.

Específicamente para el cuidado de la piel, debemos de protegernos del sol todo el años, mantenerla bien hidratada y humectada, con el uso de cremas o lociones libres de irritantes o perfumes fuertes y usar jabones suaves. También es importante el uso de cremas o productos antioxidantes como la Vitamina C, Vitamina E, kinetinas (Ex. Kinerase™), Idebenona (Ex. Prevage™), los cuales pueden ayudar a retardar el envejecimiento o daño causado por la oxidación en la piel. Este proceso de oxidación se produce por la liberación de compuestos tóxicos como lo son radicales libres que dañan las células y estructuras de los órganos. Los antioxidantes tienen la capacidad de atrapar y neutralizar estos agentes tóxicos para limitar el daño y envejecimiento que ocasiona.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la necesidad de evaluar y tratar aquellas condiciones médicas que afectan la piel y no dejan que estas empeoren al no prestarle la atención debida. Dentro de estos tenemos las dermatitis, psoriasis, infecciones por hongos bacterias y virus, verrugas, lunares y manchas o cáncer de la piel para las cuales existen métodos diagnósticos y tratamientos que puedan ayudar en su manejo. Para esto es importante la evaluación por el especialista de la piel para poder recomendar el mejor tratamiento o discernir entre lo que puede ser peligroso o no y evitar complicaciones futuras.

En cuanto al cabello este es uno de los componentes de el integumento que mas se afecta con el diario vivir. El sol, agua, químicos y diversos tratamientos como tintes o alisados le afectan todo el año pero mas en el verano. Se sabe que la radiación solar puede dañar las células que recubren y forman la hebra del pelo añadiéndole a estos los químicos o compuestos del mar o piscina. Para las uñas la situación es similar ya que también estas son expuestas a los mismos factores. Debido a esto se recomienda hidratar, humectar y proteger de mas daño a nuestro cabello y uñas.

Además de conocer los cuidados básicos de la piel y las condiciones medicas que pueden afectarla también debemos conocer sobre los múltiples alternativas que están disponibles para el embellecimiento y rejuvenecimiento de la piel. De modo que al proponernos la meta de una piel joven y saludable tengamos los elementos de juicio para escoger entre tantas opciones. Primeramente es recomendable buscar la opinión de más de un experto en el área y tener las expectativas reales y correctas en cuanto a resultados.

Las opciones que tenemos deben ser de acuerdo a la condición que se quiere mejorar. Si se trata de mejorar el tono y textura de la piel, el uso de productos tópicos como retinoides (derivados de Vitamina A), acido glicólico, kinetinas, antioxidantes y otros unidos a los tratamientos como “peelings”, microdermabrasion, ultrasonido, láser, y luz intensa filtrada son también de mucha ayuda.

Para las líneas de expresión y arrugas además de lo antes mencionado para la textura de la piel podemos inyectar el Botox™, o rellenar con sustancias como el acido hialurónico(Restylane™, Juviderm™, Belotero™), hidroxiapatita(Radiesse™) y otras.

En la lucha contra las manchas las cuales luego del verano las cuales pueden ser mas notables, nuevos productos con agentes depigmentantes superpotentes unidos a otros tratamientos como “peelings”, microdermabrasion, ultrasonido, luz intensa filtrada o láser son de gran ayuda. Esto como es de esperar debe estar unido a una buena protección solar.

Si el problema de vello no deseado en cualquier parte del cuerpo cada día tenemos mejores alternativas que nos permiten lidiar con esto mediante el uso de láser, radiofrecuencia y luz intensa pulsada. Nuevas tecnologías son más específicas y efectivas que permiten reconocer vellos de distintos colores en personas de diferentes tonos de la piel, incluyendo la tez oscura o bronceada.

Para la deshidratación y resequedad en la piel la cual puede empeorar en el verano debemos utilizar productos apropiados para el tipo de piel y que realmente tengan la capacidad de penetrar y hacer efecto. Entre estos el acido láctico, urea, glicerina y otros son buenas alternativas. También tratamientos en cabina de hidratación y suavizante puede ser de ayuda en adición a otros que tratamientos que proveen de una expoliación leve y estimulante a la regeneración como lo son la microdermabracion, ultrasonido o láser atenuado(Clear & Brilliant™).

En fin, como podemos apreciar existen una infinidad de opciones para cuidar y mejorar nuestra piel todo el año. Lo importante es no dejar pasar el tiempo y aprovechar la oportunidad de comenzar a hacer una diferencia. La mayoría de los cambios positivos que se desean en la piel para que esta luzca joven y saludable no ocurren por arte de magia ya que tomen tiempo por lo tanto hay que proponernos comenzar hoy mismo. De manera que aunque en nuestra isla podemos decir que todo el año es verano nuestra piel va a sufrir cambios y efectos en cada época los cuales pueden requerir de cuidados especiales para cuidar y mejorar la piel dentro de la cual vivimos.