Dietas novedosas, riesgo para tu salud.

Dietas novedosas, riesgo para tu salud.

  • A
  • A
  • A
309

Dietas novedosas, riesgo para tu salud.

Dietas novedosas, riesgo para tu salud.

Algo nuevo. Algo diferente que te de resultados. En esa búsqueda está la mayor parte de la gente que quiere bajar de peso. Intentas todo, después que te lo garanticen. Incluso pagas lo que sea. Mientras tanto, inviertes tu dinero, tu tiempo y esfuerzo para encontrarte en el mismo lugar y a veces con mas peso que antes.

¿Has escuchado los relatos de personas que han terminado en sala de emergencias por estar en alguna de esas dietas novedosas? He escuchado muchos y no quisiera que tú seas uno mas que experimente en carne propia esa desagradable experiencia. Muchas de las personas que "inventan" esas dietas no tienen conocimientos sobre nutrición, más allá de lo que han leído en una página cibernética, y como les ha dado resultado a ellos, se lo recomiendan a todo el mundo. Muchas de esas dietas son totalmente desbalanceadas y para nada nutritivas y tan restrictas en calorías que cualquiera que logre llevarlas por un tiempo rebaja.

Estoy en contra de las dietas. La palabra dieta conlleva en ella misma malestar, castigo. Las personas "a dieta" no ven la hora en que " la dieta" termine y obtengan los resultados esperados. Luego vuelven a sus antiguos hábitos, y el peso que perdieron regresa irremediablemente. Las dietas no funcionan si no cambias tus hábitos de alimentación. Sencillamente es una manera rápida de tratar de resolver algo que lleva molestándote mucho tiempo y que no se presentó de la noche a la mañana.

No hay fórmulas mágicas para bajar de peso. Si quieres bajar de peso eficientemente y mantenerte, debes:

  1. Dar el primer paso. Decídete a hacer cambios saludables que te ayuden a alcanzar tu meta.
  2. Descarta, a través de una evaluación médica, que tengas alguna condición que te esté impidiendo bajar de peso.
  3. Busca un Nutricionista-Dietista licenciado que te guíe en el proceso, que te pueda tratar tus condiciones de salud, que te ayude a identificar las áreas que necesitan atención y, sobre todo, que te inspire confianza.
  4. Sé honesto. Si dices que no sabes porqué aumentaste de peso, el profesional de la salud no sabrá tampoco como ayudarte.
  5. Haz cambios programados, no trates de hacerlo todo a la vez. Cualquier cosa que cambie tu manera de comer por mas pequeña que sea, puede tener un impacto en el peso.
  6. Reconoce que ya no vas a estar más a dieta; vas a llevar un plan de alimentación que te de resultados por el resto de tu vida.
  7. Sé consistente. Aunque a veces falles, persiste en tu meta.
  8. Aprende a ser flexible, establece metas que puedas alcanzar, a veces las cosas no resultan como esperamos.
  9. Come una amplia variedad de alimentos, sobre todo, frutas y vegetales y aprende a disfrutar sus sabores. Hay muchísimos alimentos que podemos experimentar en lugar de conformarnos con lo mismo de siempre.
  10. No le comentes a nadie que estás a dieta, después de todo, ¡en realidad no lo estás!

Colaboración de la Lcda. Gladys Díaz y del Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Puerto Rico