El control alimenticio de los niños

El control alimenticio de los niños

  • A
  • A
  • A
383

El control alimenticio de los niños

Comer divertido para los niños

Educar a un niño no es una tarea fácil, educar a un niño para que coma como es debido menos aún. Los padres tienen un ejercicio complicado cuando intentan que sus hijos coman sano, bien y en las horas oportunas.

Una dieta equilibrada se comprende de una serie de ingredientes específicos y muy variados que nos dan los aportes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo, las cantidades de cada alimento estarán relacionadas con el propio metabolismo de la persona.

El equilibrio alimenticio es algo que se va aprendiendo desde pequeño para ello, los padres son los encargados de que el hijo sepa que es lo que tiene que comer y en las cantidades que debe hacerlo.

Los niños por lo general, siempre se sienten atraídos por las comidas ricas en grasas, los fast food, los dulces y las golosinas sin embargo esto, en cantidades excesivas y no reguladas puede suponer para el pequeño un verdadero riesgo en la salud.

La misión de los padres es controlar lo que su hijo come y sobre todo, acostumbrarlo a que en su dieta haya de todo lo necesario lo más normal es que el niño no quiera comer verduras, no sienta especial interés por llevarse una pieza de fruta a la boca y no le guste ni la leche, ni los cereales no obstante, debemos acostumbrarlos a que coman de todo.

Si su hijo solo quiere comer grasas y derivados y pone problemas a la hora de comer verduras podemos de alguna manera, “castigarle” sin comer su plato favorito y de esa manera puede que vaya aprendiendo a comer sano.

Si el niño es comprensivo también podemos sentarnos con él a comentarle la importancia que tiene el comer sano y en condiciones pero sino, lo importante es rebajar el nivel de comidas grasas y realizar más número de ensaladas, pastas y verduras para que su hijo se vaya acostumbrando.

Al principio no será sencillo seguramente, su hijo se manifieste reacio pero es una reacción habitual. En ningún momento, deberemos castigar al pequeño sin comida sí, sin la comida que más le guste y si su única afición alimenticia son las hamburguesas no darle dinero para que tampoco pueda comprarlas fuera.

Su hijo debe encontrar una relativa complicidad con usted y no sentir que lo único que quiere es fastidiarlo con un poco de paciencia, conseguirá que el niño coma de todo y en las cantidades justas.

Consejos para la alimentación de su hijo:

  • Haga ensalada de frutas con muy buen sabor para que le apetezca comerlas.
  • Mezcle las verduras con mucho huevo para disfrazar el sabor.
  • Observe cuales son las verduras que más le están gustando y haga recetas con esas preferentemente.