Enfermedad de Coats

  • A
  • A
  • A
1779

Enfermedad de Coats

Coats Disease
Coats Disease
Coats Disease
Coats Disease

La enfermedad de Coats (Coats Disease) también es llamada Retinitis exudativa. La enfermedad de Coats es una patología bastante rara que se caracteriza por el mayor desarrollo de los capilares sanguíneos que llegan a la retina de los ojos. Es una enfermedad crónica y de causa desconocida. Durante mucho tiempo los científicos han intentado encontrar el origen de esta enfermedad. Sin embargo, hasta el momento no existen resultados convincentes. Se sabe que el factor genético juega un rol importante y que las personas que la padecen ya nacen con esta patología.

La enfermedad de Coats comienza a manifestarse en la niñez o adolescencia y es más frecuente en varones. La sangre que llega a través de los capilares se filtra quedando depósitos de colesterol que dañan la retina que son los característicos exudados amarillos que se ven a través de la examinación del ojo que realiza el oftalmólogo con el oftalmoscopio. La enfermedad de Coats progresa lentamente. Los primeros síntomas suelen ser pérdida de la visión en un solo ojo y estrabismo. Una de las complicaciones que puede suceder en los estadios más avanzados de la enfermedad es el desprendimiento de la retina y el edema macular.

Si bien el pronóstico de esta enfermedad no suele ser favorable en lo que respecta al ojo dañado, existen casos en que la progresión de la enfermedad se detiene. El tratamiento llevado a cabo por la medicina tradicional dependerá del estadio de la enfermedad y del grado de afectación de la retina. Una de las estrategias de tratamiento es la crioterapia, que es la aplicación de frío para destruir las lesiones de los vasos sanguíneos y los exudados. Otra opción terapéutica es la aplicación de láser en el ojo afectado. Algunos médicos tratan la enfermedad de Coats con una droga llamada Avastin que es un fármaco utilizado para el tratamiento del cáncer. Esta droga inhibe la formación de nuevos vasos sanguíneos y puede ayudar a disminuir la necesidad de tratamiento con láser.

Hasta el momento no existe una cura definitiva para la enfermedad de Coats. Existe en la actualidad la posibilidad de acceder a algunos tratamientos homeopáticos. Esta puede ser una buena opción, especialmente cuando se trata de niños. Es importante saber que la homeopatía puede ayudar en la mejora clínica del ojo dañado cuando la enfermedad está en sus comienzos. Además, los riesgos en comparación con los tratamientos médicos convencionales son menores.

Cerca del 70% de los casos diagnosticados de enfermedad de Coats logra una mejoría considerable con la terapéutica disponible en los días actuales.

Referencias

  1. W A Manschot and W C de Bruijn. (1967). Coats's disease: definition and pathogenesis. Br J Ophthalmol; 51(3): 145–157.
  2. Pukhraj Rishi, Ekta Rishi, Mahesh Uparkar, Tarun Sharma, Lingam Gopal, Pramod Bhende, Muna Bhende, Pratik Ranjan Sen, and Parveen Sen. (2010). Coats' disease: An Indian perspective. Indian J Ophthalmol, 58(2): 119–124.
  3. A Tarkkanen and L Laatikainen. (1983). Coat's disease: clinical, angiographic, histopathological findings and clinical management. Br J Ophthalmol. 67(11): 766–776.