Enfermedades de transmisión alimentaria (ETA)

Enfermedades de transmisión alimentaria (ETA)

  • A
  • A
  • A
11327

Enfermedades de transmisión alimentaria (ETA)

Enfermedades de transmisión alimentaria

Las enfermedades transmitidas por alimentos o ETAs son aquellas causadas por la ingestión de alimentos contaminados con virus, bacterias, parásitos, hongos o sustancias producidos por estos microorganismos. Actualmente, las ETAs son consideradas un problema de salud pública no sólo en países en desarrollo sino también en los desarrollados, por lo cual todas las políticas públicas deben incurrir las acciones necesarias para reforzar la prevención.

Los síntomas más comunes de las ETAs son náuseas, vómitos, diarrea (a veces diarrea con sangre), fiebre, dolores abdominales y alteraciones neurológicas y musculares. Los signos y síntomas clínicos pueden tardar horas o días en aparecer de acuerdo a la causa y pueden ser autolimitados o requerir tratamiento médico.

Los alimentos pueden contaminarse antes del consumo en diferentes etapas. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud recomienda llevar a cabo cinco pasos antes de consumir alimentos o agua:

  1. Mantener la limpieza: esto con respecto a las superficies de las cocinas, los alimentos y la higiene de manos.
  2. Separar alimentos crudos y cocidos: usar diferentes utensilios de cocina para prepararlos y conservarlos. Esto se debe a que los alimentos crudos pueden contaminar a los cocidos con microorganismos o toxinas que no se destruyen con ningún proceso de cocción.
  3. Cocinar completamente los alimentos: los líquidos (sopas, guisos deben alcanzar los 70° C y las carnes no deben derramar líquidos rosados, sino que es preferible que sean secas. No consumir comida recalentada que esté tibia.
  4. Mantener los alimentos a temperatura que no permita la proliferación o crecimiento de microorganismos: los alimentos cocidos no deben estar a temperatura ambiente más de 2 horas. No descongelar a temperatura ambiente. Mantener los alimentos cocinados arriba de los 65 °C. Mantener la temperatura de refrigeración correcta.
  5. Usar agua y alimentos seguros: utilizar agua tratada. Chequear fechas de vencimiento. Optar por alimentos tratados como pasteurización de la leche. Elegir alimentos frescos.

Referencias

  1. Prevención de las enfermedades transmitidas por los alimentos: Las cinco claves para la inocuidad de los alimentos. OMS.
  2. Enfermedades transmitidas por alimentos. ANMAT.