Exposición a ruido y cómo cuidar nuestra audición

Exposición a ruido y cómo cuidar nuestra audición

  • A
  • A
  • A
379

Exposición a ruido y cómo cuidar nuestra audición

Resultados de un audiograma
Rango de sonidos de un audiograma

Cuando estamos expuestos a mucho ruido nuestros oídos pueden afectarse, provocando cambios dentro de nuestra Cóclea, donde está localizado nuestro órgano de la audición. Esto produce una pérdida de la audición inducida por el ruido.

El ruido o del sonido tienen tres características:

  1. La intensidad o volumen, esta se mide en decibeles
  2. El tono, medido en Hercios (Hz, que significa ciclos por segundo, es la frecuencia de las vibraciones del sonido por segundo)
  3. La duración del sonido. Los niveles en una conversación normal están alrededor de los 60 decibeles. La exposición constante a más de 85 decibeles puede ser peligrosa.

Nuestros oídos son puertas abierta hacia una vida llena de sensaciones y experiencias únicas auditivas. Por este motivo, son muy importantes los cuidados y la limpieza del oído desde edades tempranas, siguiendo las revisiones recomendadas y evitando someterlos a ruidos intensos, para evitar problemas auditivos e infección de oídos.

Aquí compartimos algunas recomendaciones para cuidar nuestra audición:

  • Reduce el número de aparatos ruidosos que funcionan al mismo tiempo.
  • No abuses del uso de reproductores de música durante más de una hora al día y con un volumen por debajo del 60% del máximo posible.
  • Si trabajas con equipos ruidosos, ponte protección auditiva.
  • Cuando te bañes o si practicas natación, usa tapones a medida para protegerte de la humedad en el conducto auditivo externo. Deben ser de material hipoalergénico, flexible y ligero.
  • No introduzcas objetos en el oído, ni siquiera los bastoncillos de algodón, ya que puedes dañar la membrana, el interior o provocar tapones con el cerumen acumulado.
  • Si se detectan retrasos tanto en el aprendizaje como en el habla de los niños deben realizarse estudios para identificar posibles problemas auditivos.
  • Visita a tu médico especialista cuando notes alguna molestia en tu/s oído/s y evita la automedicación.
  • Realiza las pruebas de audición preventivos, sobre todo si tienes antecedentes de enfermedades degenerativas. Es importante conservar lo que se tiene para que el problema no vaya a más.
  • Es recomendable realizar una revisión auditiva si tienes 50 años o más, a esta edad se puede empezar a presentar la pérdida auditiva por vejez.

Datos importantes acerca de un audiograma (examen auditivo)

¿Qué es un audiograma?

  • Un audiograma es más frecuentemente llamado “examen auditivo,” pero no consiste en pasar la prueba.
  • Es un reporte escrito de los niveles de audición.
  • Una serie de audiogramas puede identificar cambios en su audición con el transcurso del tiempo.
  • Su umbral de audición (el sonido más bajo que pueda oír) es medido en decibelios (dB) a diferentes frecuencias desde las bajas (500 Hz) hasta las altas (8000 Hz).

¿Por qué deberías hacerte un audiograma?

  • Para medir tu habilidad auditiva.
  • Para identificar problemas de audición.
  • Para monitorear el logro de mantener tu nivel de audición.
  • Para verificar si la exposición al ruido está afectando tu audición.

¿Tienes una audición normal?

Compara tus niveles umbrales de audición con los niveles de la siguiente escala:

  • -10 – 25 dB   Audición normal
  •   26 – 40 dB   Pérdida leve
  •   41 – 55 dB   Pérdida moderada
  •   56 – 70 dB   Pérdida moderada/grave
  •   71 – 90 dB   Pérdida grave
  •   91 – 100 dB Pérdida muy grave