Fibra y cáncer de colon

  • A
  • A
  • A
1114

Fibra y cáncer de colon

Fibra en cereal

La fibra dietética ha sido asociada con la buena salud del sistema digestivo ya que promueve la excreción de sustancias toxicas a través de la materia fecal.

La fibra dietética es la parte no digerible de los vegetales. Se encuentra principalmente en las partes duras como cascaras, semillas, tallos y hollejos. La fibra insoluble es aquella que se encuentra principalmente en la cascara de los cereales y legumbres y en las semillas, frutos secos, frutas y verduras. Este tipo de fibra ayuda a formar las heces y estimula los movimientos intestinales. Además, ayuda combatir la constipación y a prevenir la aparición de divertículos.

Algunas investigaciones han asociado la baja ingesta de fibra dietética insoluble con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon. Sin embargo, es muy difícil determinar el efecto en forma aislada de un nutriente o componente dietario sobre el riesgo de desarrollar una enfermedad.

Un análisis publicado en Journal of the American Medical Association concluyo que una dieta alta en fibra se asociaba con menor riesgo de desarrollar cáncer de colon. Sin embargo, cuando se ajustaba el riesgo de acuerdo a otros factores dietarios se observaba que no existía tal asociación.

Otro estudio comparo la incidencia de cáncer de colon en personas con baja ingesta de frutas y verduras en comparación con otro grupo que consumió más fibra a partir de granos y cereales integrales. La conclusión fue que el grupo que siguió una dieta pobre en frutas y verduras tuvo una incidencia mayor de cáncer de colon y el mayor consumo de fibra proveniente de cereales no tuvo un efecto protector.

Estos hallazgos permiten establecer una relación entre alto consumo de fibra proveniente de frutas y verduras y menor incidencia de cáncer de colon. Es decir, no solo es la fibra la que protege contra la enfermedad sino también los fotoquímicos, vitaminas y minerales que se hallan en estos alimentos.

Una forma saludable de prevenir el cáncer de colon es, entonces, aumentando la ingesta de frutas y verduras, especialmente crudas para que la fibra pueda aprovecharse. La recomendación para la población general es de cinco porciones por día. Cada porción equivale a una fruta mediana o un vaso de jugo de frutas o 1 taza de verduras de hoja o media taza de vegetales cocidos. Además, la inclusión en la alimentación de cereales, legumbres y panes integrales ayuda a alcanzar la recomendación de 25 gramos de fibra dietética por día.

Referencias

  1. Paul Terry, Edward Giovannucci, Karin B. Michels, Leif Bergkvist, Holger Hansen, Lars Holmberg and Alicja Wolk. Fruit, Vegetables, Dietary Fiber, and Risk of Colorectal Cancer. (2001). JNCI J Natl Cancer Inst (2001) 93 (7): 525-533.
  2. Park Y, Hunter DJ, Spiegelman D, et al. Dietary Fiber Intake and Risk of Colorectal Cancer: A Pooled Analysis of Prospective Cohort Studies. JAMA. 2005;294(22):2849-2857.