¿Has notado cambios de humor recientemente, ha disminuido tu deseo sexual, te sientes cansado con facilidad?

¿Has notado cambios de humor recientemente, ha disminuido tu deseo sexual, te sientes cansado con facilidad?

  • A
  • A
  • A
993

¿Has notado cambios de humor recientemente, ha disminuido tu deseo sexual, te sientes cansado con facilidad?

Pues como dice el dicho, “los años no vienen solos”. Por eso, tal vez sea el momento de hacer una consulta con tu médico, con confianza y sin vergüenza.

Los niveles de testosterona van disminuyendo con la edad y pueden causar síntomas como decaimiento, depresión y falta de deseo sexual. Ante esta situación, una posibilidad es seguir un tratamiento de reemplazo de testosterona. Entonces, ¿cómo puedes saber si esta es la respuesta a tu condición?

La testosterona es la hormona masculina por excelencia, responsable de las características de virilidad en los hombres. De hecho, se le conoce como la hormona masculina: la producen los hombres en los testículos y los ayuda a mantener tanto la masa muscular como la fuerza de sus músculos, además de la densidad de sus huesos. También ayuda con la distribución de la grasa en ciertas áreas del cuerpo, mejora la tolerancia al ejercicio, el tono de la piel y del colageno, estimula la producción de los glóbulos rojos, de los espermatozoides y aumenta el deseo sexual y finalmente mejora la función cognoscitiva y la memoria.

A veces, los niveles de testosterona pueden disminuir debido a alguna medicación que estés tomando. En esos casos, habla con tu médico para que cambie la medicina, y asunto resuelto. En otras ocasiones, en cambio, los niveles de testosterona baja se produce debido a la edad la famosa "andropausia" o "menopausia masculina" y al estilo de vida (hay estudios que indican que si mantienes un estilo de vida saludable y activo, el nivel de la testosterona también se podria mantener estable).

Aunque la única forma de saber si tienes bajos tus niveles de testosterona es a través de un examen de sangre que específicamente los mida, presta atención a los siguientes signos y síntomas, que no surgen de repente ni todos juntos, sino que pueden presentarse poco a poco, a medida que pasan los años (y no tienen que ser todos):

Síntomas de Hypogonadonismo (Disminución de Testosterona):

  • Infertilidad
  • Reducción del deseo sexual
  • Disminución de las erecciones espontáneas, como las que se presentan durante el sueño
  • Reducción en el tamaño de los testículos
  • Disminución de la estatura o adelgazamiento de los huesos
  • Reducción de la masa muscular y de la fuerza Sensacion de calor y sudor (bochornos)
  • Depresión y tristeza
  • Fatiga constante
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Disminución de la capacidad para concentrarse y con la memoria
  • Aumento de grasa corporal y aumento de peso

Si has notado alguna de estas señales, especialmente si están interfiriendo con tu trabajo, en tu vida social o en la intimidad con tu pareja, consulta a tu médico para que te haga una evaluación y, si es necesario, que hablen de si necesitas tratamiento con la hormona.

¿Qué es el tratamiento de reemplazo hormonal de testosterona? 

Como su nombre lo indica, es incorporar al cuerpo testosterona para reemplazar la que el organismo ya no produce o no produce en suficiente cantidad. Esto es muy distinto a los esteroides ilegales que utilizan algunos deportistas, ya que en esos casos suelen contener cantidades excesivas de testosterona frecuentemente combinadas con otras drogas que pueden ser muy dañinas. El tratamiento de reemplazo de testosterona se puede hacer con cremas o gel que se aplica diariamente en la piel o a través de inyecciones intramusculares que se aplican diaria o semanalmente. En cambio, aunque existen píldoras de testosterona en el mercado, no se recomienda el uso oral (por boca) de la testosterona porque pueden dañar al hígado.

El rango “normal” de referencia para la testosterona total se encuentra por medios estadísticos con la intención de incluir al 95% de todos los varones adultos. Sin embargo, durante una prueba apropiada con lo que se llama testosterona biodisponible, casi la mitad de todos los hombres mayores de cincuenta tienen bajos niveles de testosterona. Esto significa que un gran porcentaje de los incluidos en el rango “normal” en realidad son enfermos con hipogonadismo (leer la lista de enfermedades graves asociados con el hipogonadismo). Por lo tanto el “rango normal” no tiene absolutamente nada que ver con la salud y la felicidad!

Precausiones

Siempre se deben valorar los beneficios y los riesgos de iniciar el tratamiento de reemplazo de testosterona, pero hay algunas condiciones en donde el especialista debe tener un cuidado especial, ya que la terapia con testosterona puede empeorarlas. Estas son: Hipertrofia prostática benigna o agrandamiento de prostata Apnea del sueño Insuficiencia cardíaca (porque el tratamiento con reemplazo de testosterona puede hacer que se retenga líquido)

Contraindicaciones

Una condición que muchos especialistas consideran como una contraindicación para dar tratamiento de reemplazo con testosterona es Cáncer de la próstata. Esto se debe a que la testosterona puede estimular el crecimiento del cáncer. O sea, se piensa que el tratamiento no lo causa pero si acelera su crecimiento. Algo muy importante, no hay evidencia científica que indique que la terapia con testosterona en los hombres que tienen niveles dentro de los límites normales es benéfica. Y, mientras puede tener riesgos, los estudios no indican que mejore su fuerza muscular, su masa muscular ni su rendimiento físico. Por eso sólo hay que usarla si se necesita y baja supervisión médica.

Los efectos del tratamiento son diferentes de un hombre a otro, en algunos casos ha dado muy buenos resultados y los pacientes indican que hasta les mejora el humor y el estado de ánimo en general. A veces, recibir reemplazo de testosterona también tiene efectos no deseados: como sarpullidos (erupción), picazón o irritación en la zona donde se aplica la hormona cuando se usan los parches o el gel, que tienen la ventaja sobre la inyección de dar niveles más homogéneos que la inyección en donde los niveles tienden a subir más y luego bajan más. Otros efectos secundarios que pueden suceder incluyen: acné, crecimiento de los senos, aumento en los niveles del colesterol y aumento en la cuenta de glóbulos rojos, disminución en la cuenta de espermatozoides (esto sería especialmente importante en los jóvenes en quienes podría causar infertilidad).

Finalmente analiza esto

Cuando las hormonas tiroideas disminuyen (hipotiroidismo) damos medicamentos para la tiroides. Cuando la insulina es muy baja (diabetes) damos insulina. ¿Por qué debería ser diferente para las hormonas sexuales? Ambos puntos demuestran por qué usted necesita un médico que realmente entienda estas cosas. El riesgo de ser sometido a enfermedades innecesarias es demasiado grande. ¿Y por qué no vivir la vida al máximo, mientras es posible?

La autora de este artículo, Dra Evelyn Cintron, es Médico Bariatra & Anti-Aging Medicine, en Belladonna Medical Wellness con Clínicas en Bayamón y Vega Baja, Puerto Rico.