La Influenza: Vacunarse o no Vacunarse.

La Influenza: Vacunarse o no Vacunarse.

  • A
  • A
  • A
693

La Influenza: Vacunarse o no Vacunarse.

La Influenza: Vacunarse o no Vacunarse.

Antes de tomar la decisión de vacunarse o no, usted debe tener una idea clara de que es la Influenza, sus riesgos y la forma de manejar esta condición.

La influenza (también conocida como la gripe) es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por los virus de la Influenza. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte. La influenza es diferente al resfrío. Por lo general, la influenza comienza de repente.

Las personas con Influenza, a veces sienten algunos o todos estos síntomas

  • Fiebre o sentirse afiebrado/con escalofríos (Prácticamente en todas las personas)
  • Tos frecuente e intensa.
  • Dolor de garganta.
  • Mucosidad nasal o nariz tapada.
  • Dolores musculares y corporales.
  • Dolores de cabeza.
  • Fatiga extrema (cansancio).
  • Dificultad para respirar.
  • Estornudos.
  • Vómitos y diarrea (es más común en los niños).

Si usted tiene estos síntomas debería realizarse las pruebas de Influenza. Acuda a su médico para una evaluación.

Personas con alto riesgo de contraer influenza

  • Mujeres embarazadas.
  • Niños pequeños, menores de 5 años.
  • Personas mayores de 65 años.
  • Personal que laboran en el área de la salud.

La Influenza puede agravar problemas de enfermedades crónicas, aquí algunos ejemplos

  • Asmáticos: Pueden sufrir ataques de asma y complicarse hasta una bronquitis.
  • Personas con Insuficiencia Cardiaca están en riesgo por las concentraciones de proteínas de respuesta inflamatoria.
  • Pacientes con condiciones renales por el riesgo de vasoconstricción.
  • Pacientes con diabetes, la influenza puede provocar cambios en hábitos que genere aumento en los niveles de azúcar o que la persona quede inapetente y los niveles bajen dramáticamente.
  • Cualquier persona que este inmunosuprimida por los riesgos de complicaciones generales debido a que el sistema no tiene defensas para protegerse.

En Puerto Rico las estadísticas más recientes disponibles, al escribir el artículo, eran las de la semana siete del año 2016 y reflejan la siguiente información:

  • Casos Reportados: 1200
  • Regiones más afectadas: Arecibo y Ponce
  • Fatalidades: 0
  • Hospitalización: 63

En una estadística en Laboratorios privados solo de un 14% a 20% de las pruebas realizadas arrojan positivo a Influenza A y el .02% a Influenza B. La Influenza es impredecible y su gravedad puede variar ampliamente de una temporada a la siguiente en función de diferentes variables, entre ellas: cuáles virus de la influenza se disemina y cuan combativo está el sistema de las personas.

En Estados Unidos igualmente las muertes por Influenza han variado dramáticamente de una temporada a otra, del 80 al 90% de las mismas se produjeron en personas de 65 años o más.

Pasos que se pueden tomar para prevenir la influenza en usted y otros

  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas para evitar contagiarse y si esta enfermo para evitar contagiar a otros.
  • Hacer reposo en su hogar por al menos 24 horas posteriores a la desaparición de la fiebre.
  •  Cúbrase la nariz y la boca con una servilleta al toser o estornudar y arroje la misma a la basura luego de utilizarla.
  • Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente. Luego de toser, estornudar, tocar a una persona enferma o su ropa. Si no se dispone de agua y jabón, utilice desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes se diseminan de esta manera.
  • Comuníquese con su médico si se enferma, si está embarazada, si tiene más de 65 años, o si por algún motivo corre mayor riesgo de presentar complicaciones por la influenza. 
  • Beba agua en abundancia y otros líquidos transparentes para evitar perder líquidos (deshidratación)
  • Cuando cargue niños enfermos, ponga su mentón en sus hombros para evitar que tosan en su cara.

Sobre la vacuna contra la influenza

Las vacunas hacen que los anticuerpos se desarrollen en el sistema aproximadamente dos semanas después de la vacunación. Estos protegen contra la infección con los virus incluidos en esa ocasión en la vacuna.

Las vacuna son creadas para proteger contra los virus de influenza que las investigaciones sugieren serán los más comunes en la temporada. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés de Centers for Disease Control and Prevention) “Las vacunas contra la influenza tradicionales (llamadas vacunas "trivalentes") están fabricadas para brindar protección contra los tres virus de la influenza: un virus de la influenza A (H1N1), un virus de la influenza A (H3N2) y un virus de la influenza B”.

Los virus para preparar la vacuna y los métodos de fabricación.

  • Los virus de la influenza incluidos en la vacuna contra la influenza se seleccionan cada año en base a la vigilancia que se realizó de los virus en circulación (el año anterior) y en los pronósticos sobre los virus que quizás sean los más comunes durante la próxima temporada.
  • Ocasionalmente, un nuevo virus puede no ser identificado a tiempo para ser incluido en la vacuna de la temporada. Todas las vacunas contra la influenza comercialmente disponibles en los Estados Unidos están hechas por fabricantes del sector privado quienes desarrollan las mismas en base a los virus seleccionados por el CDC. Existen tres metodologías principales para la creación de las vacunas, a saber;
  • Vacunas a base de huevos: El virus se inyecta en huevos de gallina fertilizados y se incuban durante varios días para que se repliquen, “cosechándolos” posteriormente. Para las vacunas inyectables, las más comunes, los virus se inactivan o “matan” y se purifica el antígeno del virus. Luego se realizan las pruebas para la aprobación por la FDA.
  • Vacunas a base de células: Mezclan los virus con células de mamíferos cultivadas y los dejan que se repliquen durante algunos días. Luego el proceso de preparación, purificación y aprobación es similar a las vacunas cultivadas en huevo.
  • Vacunas recombinantes: El virus se mezcla con células de insectos y se deja que se replique para luego cosechar y purificar la proteína “HA” de la Influenza. Más adelante se somete para la aprobación de la FDA como las demás. Esta vacuna recombinante es la única que se realiza 100% sin huevos.

Efectos secundarios.

El CDC reporta que las vacunas pueden tener efectos secundarios como los siguientes:

  • Sensibilidad, enrojecimiento y dolor en el área que se aplicó la vacuna.
  • Fiebre (esto porque está entrando al sistema un virus, aunque degradado o muerto)
  • Dolores generales.
  • Las personas alérgicas al huevo pudieran tener reacciones cuando reciban las vacunas creadas a base de cultivo de virus en huevos fertilizados.

Nuestro cuerpo es capaz de manejar cualquier condición y esto gracias al Sistema Inmunológico. Para fortalecer el mismo, adjunto, algunas recomendaciones que se han recopilado:

  • Consumir agua con miel en ayunas o tomar una cucharada de miel.
  • Consumir frutas y verduras de colores vivos.
  • Consumir diariamente coliflor, nabo y rábano.
  • Tomar un té de ginseng.
  • Infusión de té verde.
  • Jugo de zanahoria y manzana, mezclados.
  • Suplementos de Hierro, Zinc.

Cuando hay conocimiento hay solución, es nuestra responsabilidad estar atentos a los síntomas para realizarnos las pruebas correspondientes, que el médico ordena, para lograr un tratamiento efectivo. En cuanto a su salud, es importante que usted tome las decisiones luego de orientarse apropiadamente.

Por: Lcdo. Wilson López-López