Las terapias dirigidas pueden poner fin a la quimioterapia

Las terapias dirigidas pueden poner fin a la quimioterapia

  • A
  • A
  • A
1288

Las terapias dirigidas pueden poner fin a la quimioterapia

Quimioterapia

Tradicionalmente las terapias más utilizadas para combatir el cáncer han sido la quimioterapia, que reduce la masa tumoral impidiendo su crecimiento, la cirugía que extirpa las células cancerosas y la radioterapia que destruye las células anormales que se multiplican. En todos los casos son terapias efectivas pero que han llevado a los pacientes con cáncer a sufrir múltiples efectos adversos como náuseas, vómitos, caída del pelo, alteraciones en el sistema inmune, etc. Como consecuencia, las nuevas investigaciones están dirigidas no sólo a encontrar tratamientos efectivos para curar o tratar el cáncer, sino también para evitar los efectos adversos más frecuentes.

En los últimos días, la revista The New England Journal of Medicine ha publicado los resultados de varios estudios realizados en pacientes con Leucemia a los cuales se los ha tratado durante dos años con una nueva droga que actúa en forma diferente a los tratamientos convencionales y que aumentó la supervivencia de estos pacientes en más del 80%.

De acuerdo a los investigadores, las terapias contra el cáncer se están dirigiendo hacia nuevos métodos más personalizados. La base de la terapéutica actual contra el cáncer se está basando en el uso de fármacos que impiden el crecimiento del cáncer al interferir con proteínas moleculares implicadas en el desarrollo de esta enfermedad. De esta manera, se ataca el problema desde su origen. Además, estos fármacos no causan efectos adversos sobre las células sanas.

Las terapias dirigidas, como comúnmente se llaman, están aprobadas para ser utilizadas en forma específica en el tratamiento del cáncer de mama, pulmón y colon. No sólo actúan sobre el tumor, sino que fortalecen el sistema inmune del paciente.

Estas terapias implican un gran avance científico ya que permiten lograr una adaptación casi personalizada para el tratamiento del cáncer. Muchos tumores están constituidos por diferentes tipos celulares y, de esta manera, se estaría atacando cada grupo de células, logrando un resultado más eficaz con menos efectos secundarios. Las terapias dirigidas presentan, sin embargo una limitación. Las células cancerosas pueden comenzar a hacer resistencia mutando su configuración genética con el fin de hacer frente a estos fármacos. En estos casos no existe aún un fármaco utilizado para vencer esta dificultad. Como consecuencia, las terapias dirigidas están siendo utilizadas en conjunto con otros tratamientos, aunque se esperan más avances en la terapéutica del cáncer apuntando a dejar de lado los tratamientos convencionales y utilizar aquellos con enfoque molecular.

Referencias

  1. Terapias dirigidas contra el cáncer. National Institute Of Cancer.
  2. No more chemo: Docs say it's not so far-fetched. CNN.