Los mitos más comunes en relación a la salud

Los mitos más comunes en relación a la salud

  • A
  • A
  • A
700

Los mitos más comunes en relación a la salud

Constipación

Existen algunos mitos en relación a la salud que pasan de generación en generación. ¿Sin embargo, cuánto hay de verdad o de fábula en ellos? En este artículo vamos a analizar la veracidad de las creencias más populares en relación a la salud.

Uno de los mitos más antiguos es la creencia que dice que si comemos demasiado, nuestro estómago puede ser dañado al punto de “explotar”. Que hay de cierto en esto? La verdad es que nuestro estómago tiene una capacidad limitada. Sin embargo, puede aumentar su capacidad hasta 80 veces para adaptarse a un volumen de comida. Cuando no hay alimentos en el estómago, la capacidad es de 50 ml y puede llenarse hasta con 4 litros de alimentos. Esto gracias a su elasticidad, lo que no quiere decir que no haya daño a la salud con este tamaño de ingesta. Si una persona no para de comer y no se detiene ante el reflejo de saciedad, comenzará a vomitar. Lo más probable es que suceda esto antes que el estómago explote. Sin embargo, en la historia han ocurrido casos en que algunas personas han sufrido una perforación, en la cual se vuelca el contenido ácido del estómago hacia otros compartimentos. Esto es muy peligroso ya que el estómago contiene ácido clorhídrico, por lo tanto se requiere de atención médica inmediata.

Otro de los mitos comunes entre las personas es si la constipación puede llevar a la muerte. La constipación es el enlentecimiento del tránsito intestinal que trae como consecuencia una absorción exagerada de agua y el endurecimiento de las heces. Como consecuencia, se dificulta la defecación. La constipación no es riesgosa en sí misma, aunque sí muy molesta. Sin embargo, la impactación fecal si puede poner en riesgo la vida de una persona. Cuando esto ocurre las heces secas se quedan impactadas en la pared intestinal cerca del recto. No siempre da síntomas intestinales, sino que los más comunes tienen que ver con el sistema circulatorio, cardiovascular y respiratorio. La impactación fecal puede progresar y llevar al paciente a la muerte. Por este motivo, es necesario prevenir la constipación y evitar al máximo el uso de fármacos laxantes.

Por último, otro mito muy común relacionado al invierno es que si se duerme con la cabeza mojada, es más probable que enfermemos de gripe. De acuerdo a los investigadores, la única causa de resfríos y gripe son virus y bacterias. El frío lo que hace es favorecer el contagio debido a conductas mas riesgosas como estar en ambientes encerrados y sin ventilación.

Referencias

  1. Los mitos del invierno. Diario El Comercio.
  2. Estreñimiento, impactación y obstrucción intestinal. National Cancer Institute.
  3. Ruptura gástrica de estómago.