Plasma Rico en Plaquetas ó PRP

Plasma Rico en Plaquetas ó PRP

  • A
  • A
  • A
767

Plasma Rico en Plaquetas ó PRP

Plasma Rico en Plaquetas ó PRP

El tratamiento con plasma rico en plaquetas consiste en la activación de las plaquetas del propio paciente para obtener sus factores de crecimiento responsables de la reparación y regeneración de tejido. La piel estimula la generación (creación) de elastina y colágeno, regenera fibras, devolviéndole elasticidad y luminosidad. La muestra se obtiene con la extracción de la misma cantidad de sangre que para un análisis de laboratorio convencional. Luego esta sangre se coloca en una cámara centrifuga y procesándola a velocidades altas se separa el plasma rico en plaquetas de los demás componentes. La muestra obtenida se aplica en la misma forma que una mesoterapia convencional, es decir con pequeñas punturas intradérmicas. Las zonas corporales de mejor resultados son el rostro y el escote.

Plasma rico en plaquetas ó PRP, es una técnica de biogeneración celular, que utiliza los beneficios propios las de plaquetas del mismo paciente, para combatir los signos de envejecimiento y restaurar el funcionamiento normal de la piel. Devolviendo de manera integral y natural la capacidad reparadora de la piel estimulando la regeneración celular y aumentando la producción natural de colágeno, elastina y de ácido hialurónico.

Restaura la vitalidad de tu piel

Es un tratamiento ambulatorio y mínimante invasivo, ya que se aplica a traves de microinyecciones en las zonas más flácidas del rostro y cuello. La duración de cada sesión es de aproximadamente 40 minutos.

Plasma rico en plaquetas ó PRP es una de las más modernas técnicas de regeneración celular de la Medicina Orthomolecular.

Dentro de las plaquetas se concentran los Factores de Crecimiento responables de drásticos cambios celulares incluidos el reclutamiento de Células Madres Periféricas y el "despertar" la reproducción celular conocida como Mitosis.

El PRP al ser aplicado mediante Mesoterapia (microinyecciones intradérmicas) en las zonas más fláccidas del rostro y del cuello, estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad.

Se obtiene por centrifugación de sangre  autóloga, es decir, extraída del mismo paciente, es una técnica segura y eficas realizada por médicos hemoterapistas.