Trasplante completo de cara

Trasplante completo de cara

  • A
  • A
  • A
951

Trasplante completo de cara

Transplante de cara
Segundo transplante de cara en el mundo

Hace algunas semanas atrás se llevó a cabo el primer trasplante de cara total en el país de Polonia. Fue uno de los procedimientos de mayor duración (27 horas) y más amplio ya que abarcó la mandíbula, el paladar y la parte inferior de los ojos. El paciente de apellido Grzegorz, sufrió un accidente de trabajo, más específicamente en una cantera y su rostro quedó desfigurado. Una máquina cortadora de piedra casi le quita por completo la cara, por lo que inmediatamente se pensó en el trasplante como única alternativa para continuar con vida. El tiempo de preparación fue el menor hasta el momento. De acuerdo a los médicos, la operación fue exitosa y el sr. Grzegorz tendrá la oportunidad de ver, respirar y comer en forma natural, aunque aún su estado es sumamente delicado ya que el riesgo de infección es alto.

El trasplante de cara es una cirugía en la cual se remplaza todo o parte del rostro de la persona. De acuerdo al cirujano maxilofacial Pedro Infante Cossío, este tipo de procedimiento quirúrgico es uno de los avances más destacados en los últimos años dentro del campo de la cirugía reconstructiva. Brinda al paciente la posibilidad de recuperar su vida social y familiar, cuando esto era considerado una posibilidad muy remota para este tipo de pacientes.

Hasta el momento el trasplante de cara se ha practicado en seis países entre los cuales se encuentran Francia, Estados Unidos, Reino Unido, España, Turquía y China.

Los pacientes candidatos a recibir un trasplante de cara son aquellos con rostros desfigurados por quemaduras, accidentes traumáticos, defectos de nacimiento y enfermedades como tumores en la cara. La primera vez que se planteó la posibilidad de realizar este tipo de cirugía fue en el hospital Royal Free. La propuesta llevada a cabo por Peter Butler causó numerosas críticas, especialmente de parte de los sectores de ética. La otra alternativa consiste en tomar parte de la piel del paciente que se encuentra en la espalda, los muslos o las nalgas e injertarla en la cara a través de una serie de operaciones. Esto puede ser muy impactante para el paciente e desde el punto de vista psicológico ya que el rostro puede parecerse mas bien a una máscara e incluso la funcionalidad de la cara puede ser limitada.

Los pacientes que reciben un trasplante de cara necesitan tomar medicamentos inmunosupresores por el resto de sus vidas ya que el riesgo de rechazo es muy alto. Además, es importante el continuo monitoreo psicológico, ya que se necesita atravesar un proceso de adaptación muy importante.

Referencias

  1. Pedro Infante Cossío: "El trasplante de cara ha sido el mayor avance de la última década”. Diario Códoba. 7 de Junio de 2013.
  2. Gordon, Chad R; Siemionow, Maria; Papay, Francis; Pryor, Landon ; Gatherwright, James; Kodish, Eric; Paradis, Carmen; Coffman, Kathy; Mathes, David; Schneeberger, Stefan; Losee, Joseph; Serletti, Joseph M.; Hivelin, Mikaël; Lantieri, Laurent; Zins, James E. The World's Experience With Facial Transplantation: What Have We Learned Thus Far? Annals of Plastic Surgery. November 2009 - Volume 63 - Issue 5 - pp 572-578.