Vacunación y retardo mental

Vacunación y retardo mental

  • A
  • A
  • A
2471

Vacunación y retardo mental

Vacuna

En el año 1997 la FDA (Food and Drug Administration) evaluó el riesgo de medicamentos y alimentos que contienen mercurio. A partir de entonces las empresas farmacéuticas que fabrican vacunas debieron evaluar el contenido en timerosal en sus preparaciones, ya que comúnmente este compuesto se utiliza como agente preservativo que impide la contaminación bacteriana, especialmente en vacunas multidosis. El timerosal contiene un componente derivado del mercurio (etil-mercurio) que tiene un potencial neurotóxico elevado similar al metil mercurio.

Según la CDC (Center for Disease Control), existen márgenes de seguridad para la exposición al mercurio. Además, no habría evidencia hasta el momento de daños causados por la exposición a este metal como consecuencia de la inmunización con vacunas que contienen timerosal.

A pesar de esto, las estadísticas muestran otro panorama totalmente diferente ya que la cantidad de niños con autismo y otros desordenes que se acompañan de daño neurológico (epilepsia, ansiedad, depresión, convulsiones) han aumentado desde que las campañas de vacunación han sido más efectivas.

Si bien todavía no hay conclusiones basadas en evidencia acerca de los potenciales daños neurológicos que puede causar el timerosal, se ha planteado la reformulación de las vacunas. De esta manera se lograría disminuir la exposición al mercurio y mejorar el margen de seguridad de las vacunas. Esta reformulación implica la eliminación del timerosal y el cambio hacia la utilización de vacunas mono dosis.

Un estudio llevado a cabo en Dinamarca comparo la prevalencia de trastorno del espectro autista en niños que recibieron vacunas con timerosal y aquellos que recibieron vacunas sin este compuesto. Loa resultados mostraron que el riesgo de autismo y otros desordenes relacionados no fue significativamente diferente entre los niños que recibieron vacunas con timerosal y aquellos que fueron vacunados con otras fórmulas. Además, no se encontró evidencia entre una relación entre dosis de vacuna y respuesta de daño neurológico.

¿Que hacer para disminuir aún más el riesgo de exposición al etil mercurio derivado del timerosal?

  • En primer lugar se puede optar por vacunas mono dosis que generalmente no contienen timerosal. Existen fórmulas que se comercializan sin este compuesto.
  • Por otro lado, la medicina homeopática también nos brinda otras posibilidades. Es posible conseguir preparados que remplacen las vacunas tradicionales y que muchas veces son utilizados por aquellos que son alérgicos al huevo. Sea cual fuere tu elección, es importante recalcar que aún no se ha comprobado la relación causal entre vacunación y desarrollo de trastornos neurológicos.

Referencias

  1. Hviid A, Stellfeld M, Wohlfahrt J, Melbye M. Association Between Thimerosal-Containing Vaccine and Autism. JAMA. 2003;290(13):1763-1766.
  2. Notice to Readers: Thimerosal in Vaccines: A Joint Statement of the American Academy of Pediatrics and the Public Health Service. July 09, 1999 / 48(26);563-565.
  3. El tiomersal y las vacunas: preguntas y respuestas. (2006). OMS.