¿Vértigo, todo me da vueltas?... ¡Podría ser BPPV!

¿Vértigo, todo me da vueltas?... ¡Podría ser BPPV!

  • A
  • A
  • A
14327

¿Vértigo, todo me da vueltas?... ¡Podría ser BPPV!

Esa sensación de que está girando o de que el mundo está girando a su alrededor, son períodos breves de vértigo que aparecen y desaparecen. El síntoma principal es una sensación de que está girando o se está inclinando cuando no es así. Esto puede suceder cuando mueve la cabeza de cierta manera, como cuando se da vuelta en la cama, voltea la cabeza rápidamente, se inclina o inclina la cabeza hacia atrás. El BPPV (Benign Paroxysmal Positional Vertigo o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno) suele durar uno o dos minutos, puede ser leve, o puede ser tan intenso que le haga sentir nauseas y vómitos. Puede incluso encontrar que es difícil ponerse de pie o caminar sin perder el equilibrio.  Esta condición se caracteriza por episodios breves y recurrentes de pérdida de equilibrio, con un comienzo brusco, acompañados en ocasiones de síntomas de debilidad, con tendencia a la desaparición espontánea en meses o años. Cuando se diagnóstica BPPV, el paciente y la familia se sienten más tranquilos, ya que este es un proceso benigno con una tendencia a la desaparición espontánea.

La razón más común de BPPV en personas menores de los 50 años, es el trauma craneal, también puede asociarse con migraña. En personas mayores (ancianos) la causa más común es la degeneración del sistema utricular de oído interno. El utrículo puede ser dañado por traumatismos de cráneo, infecciones u otras condiciones del oído interno, o también puede sufrir degeneración asociada al paso de los años. El BPPV se hace significativamente más frecuente con el paso de los años. En la mitad de los casos el BPPV es de causa "idiopática", el cual se define como de causa desconocida. Algunos virus pueden afectar el oído interno y causar Neuritis Vestibular, pequeños strokes (eventos vasculares cerebrales) que afecten la arteria cerebelosa antero-inferior (AICA) y la enfermedad de Meniere, estas son conocidas, pero son menos frecuentes a la causa de BPPV. En algunos casos el BPPV puede surgir luego de una cirugía, aquí la causa podría ser la combinación de reposo prolongado en posición supina (acostado) y/o traumatismo del oído si la cirugía involucra a este último. De todos los pacientes que reportan mareos, el 20% sufre de BPPV.

Los adultos mayores son los que con más frecuencia sufren mareos debido al BPPV. Aproximadamente el 50% de todas las causas de mareos en personas mayores es debida a esta condición. Los síntomas producidos por el BPPV incluyen mareos o vértigo, sensación de embotamiento o aturdimiento, desequilibrio y náuseas. Las actividades que desencadenan los síntomas varían entre las personas, pero los síntomas son al menos siempre precipitados por los cambios de posición de la cabeza con respecto a la gravedad. Levantarse o girar sobre la cama son los más comunes "problemas" de movimientos. Las personas con BPPV habitualmente sienten mareos y desequilibrio cuando inclinan su cabeza hacia atrás para mirar hacia arriba. La mujeres con BPPV pueden presentar los síntomas cuando se hacen lavar el cabello en los salones de belleza (inclinar la cabeza sobre el lavado). Es común un patrón intermitente, también puede presentarse por pocas semanas y luego desaparecer, pero eventualmente puede reaparecer.

Si usted cree que pueda padecer de BPPV, consúltenos para realizar un estudio completo audiológico y vestibular (Arecibo Audiology Center // 787-680-7999, Dra. Layda López). Por medio de su historial clínico (síntomas), y los resultados de los exámenes vestibulares y auditivos podemos llegar a diagnósticos claras. Realizamos la Videonistagmografía, ésta es necesaria para ver un nistagmus característico provocado por la maniobra de Dix-Hallpike, midiendo de esta forma los movimientos oculares verticales. Es posible, pero muy poco frecuente BPPV bilateral (es decir de ambos ambos oídos). Existen tratamientos para esta condición, son ejercicios de reposicionamiento. Las maniobras llevan el nombre de sus inventores, ambas tienen el objetivo de desplazar las partículas (restos) o "piedras" fuera de las partes sensitivas del oído hacia áreas menos sensitivas del mismo (esto ocurre en la ampula en los canales semicirculares del Vestíbulo o sistema vestibular). Cada maniobra demora aproximadamente 15 minutos para ser completada. Estas maniobras tienen un 90 % de eficacia luego de 1 a2 sesiones de tratamiento. La medicación utilizada para la intolerancia al movimiento (motion sickness), puede algunas veces ayudar a controlar las náuseas asociadas al BPPV, solo para tratar algunos síntomas, pero son por otro lado raramente beneficiosas. Consultenos para una cita, puede llamar a 787-680-7999 con la Dra. Layda López, Arecibo Audiology Center.