Zumbidos, pérdida auditiva y mareos... podría ser el síndrome de Ménière

Zumbidos, pérdida auditiva y mareos... podría ser el síndrome de Ménière

  • A
  • A
  • A
1975

Zumbidos, pérdida auditiva y mareos... podría ser el síndrome de Ménière

Síndrome de Ménière

Muchas personas reportan que presentan mareos frecuentes que suelen durar horas, esto luego de una sensación de presión en los oídos o en solo un oído, junto con pérdida de audición y un zumbido muy fuerte. Esto podría ser Ménière; esta condición lleva el nombre del médico francés Prosper Ménière quien fue el primero en describir el síndrome en 1861.

Actualmente, el síndrome de Ménière también se conoce como “edema endolinfático”. Los síntomas de este síndrome ocurren repentinamente y pueden presentarse diariamente o ser tan poco frecuentes como una vez al año.

Antes de hablar más sobre esta condición seria bueno explicar que es un síndrome; este lo podríamos definir como un conjunto de varios síntomas que se presentan en una enfermedad y concurren en tiempo y forma, y con variadas causas. Por ejemplo, el vértigo es uno de los síntomas de este síndrome y éste es el más debilitante en la enfermedad de Ménière, ya que obliga a la persona a acostarse y podría durar horas.

Síntomas

Los ataques de vértigo pueden provocar náuseas severas, vómito y sudor, a menudo esto ocurre súbitamente. Es importante recordar que todos estos síntomas son impredecibles. No obstante, distintas personas sufren estos malestares con diferencias en frecuencia, duración e intensidad. Algunas personas pueden sentir leves ataques de vértigo unas pocas veces en el año. Otras pueden sufrir ocasionalmente de zumbidos intensos e incontrolables en el oído mientras duermen.

Aún otras personas que sufren la enfermedad de Ménière pueden experimentar pérdida auditiva e inestabilidad durante todo el día y por largos períodos de tiempo. Algunos síntomas menos frecuentes de la enfermedad de Ménière incluyen:

La pérdida auditiva de la persona tiende a recuperarse entre ataques pero con el tiempo empeora.

Causas

Las causas de la enfermedad de Ménière están asociadas a cambios en el volumen de líquido en una porción del oído interno conocida como el laberinto, específicamente en la cóclea. Esta condición también puede ser causada por una infección en el oído, un trauma cerebral o infecciones persistentes del tracto superior respiratorio. El abuso de aspirina, que puede producir ototoxicidad, parece que puede también estar involucrado en la aparición de la enfermedad. Los síntomas pueden incrementarse por el abuso de cafeína o incluso el uso de la sal.

Según un estudio recién, el NIDCD estima que actualmente hay aproximadamente 615,000 personas diagnosticadas en los Estados Unidos con la enfermedad de Ménière y 45,500 casos nuevamente diagnosticados cada año.

Diagnóstico

El diagnóstico apropiado de Ménière conlleva varios procedimientos que incluyen una entrevista sobre historial médico, y examen físico hecho por un médico, exámenes de audición y balance (videonistagmografia), e imágenes obtenidas por resonancia magnética (MRI).

El poder medir y caracterizar con exactitud el grado de pérdida auditiva es de crítica importancia en el diagnóstico de la enfermedad de Ménière. Con las pruebas de audición, se puede caracterizar la pérdida auditiva como sensorial, proveniente del oído interno, o como neural, proveniente del nervio auditivo.

Tratamiento

El tratamiento puede ser variado, y se enfoca en bajar la presión del oído interno. Principalmente se intenta controlar la ingesta de sal para minimizar la retención generalizada de líquidos, por ejemplo con diuréticos. Es indispensable un cambio de dieta para ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad de Ménière.  En algunas personas, el eliminar la cafeína, el alcohol y la sal puede aliviar la frecuencia y la intensidad de los ataques. Es posible disminuir la severidad de los síntomas al eliminar el tabaco y reducir el nivel de tensión. Los medicamentos que se usan para controlar alergias, reducir la retención de líquidos o mejorar la circulación de la sangre en el oído interno también pueden ayudar. En casos muy resistentes y severos, puede servir la aplicación intratimpánica (a través de la Membrana Timpánica) de Gentamicina.

En Arecibo Audiology Center podemos ayudarle al diagnóstico de esta condición, haga hoy su cita al (787) 680-7999.